Facebook Barcelona

El Barcelona rompió hoy la sequía goleadora que arrastraba en esta pretemporada, en la que sólo había logrado dos tantos en tres partidos, con una cómoda goleada ante el HJK Helsinki en un partido amistoso en el que sólo hubo dos colores, el azul y el grana.

El técnico del Barça, Luis Enrique Martínez, siguió con el sistema de rotaciones en la portería que ha empleado en los encuentros preparatorios y puso bajo los palos a Masip, mientras que suplió la obligada ausencia de sus estrellas ofensivas -Messi, Neymar y Luis Suárez- con el trío Pedro, Rafinha y Munir.

El Barcelona salió al campo como un vendaval y encerró en su campo al Helsinki. Este dominio tuvo su premio a los cuatro minutos, cuando Munir empalmó un zurdazo cruzado dentro del área a pase de Iniesta que se coló a la derecha del meta local.

Apenas cuatro minutos más tarde Sergi Roberto marcó el segundo para el Barcelona en una jugada personal en la que superó sin dificultad a la defensa y se coló en el área para batir de un derechazo al portero danés Michael Tørnes. En el minuto 16 Munir volvía a marcar, esta vez de cabeza, a pase de Rafinha.

El cuarto gol evidenció las carencias defensivas del HJK Helsinki, un equipo que podría clasificarse para la Liga Europa si vence la próxima eliminatoria contra el Rapid de Viena.

Tras la reanudación, el partido siguió siendo un monólogo del Barça y ese dominio absoluto se tradujo en el quinto gol, esta vez de Bartra, quien cabeceó a la red de forma impecable un pase del recién ingresado Rakitic.

El Barcelona siguió dominando a placer el partido y puso cerco a la portería finlandesa, hasta que Sandro, a pase de Rakitic, marcó el sexto de un derechazo cruzado en el minuto 82.

EFE