Barcelona volvió a los triunfos y goleó 4-1 al Cartagena por la Copa del Rey

El cuadro dirigido por el "Tata" Martino volvió por la senda de la victoria en su goleada cómoda al modesto Cartagena en la Copa del Rey.
EFE

El Barcelona se reencontró con la victoria después de dos derrotas consecutivas, una en la Champions League y otra en Liga, y venció por 1-4 en su visita a Cartagena, en la ida de dieciseisavos de la Copa del Rey.

El conjunto azulgrana, que llegaba a Cartagena tras caer ante el Ajax en Amsterdam y frente al Athletic en Bilbao, se presentaba a la cita presionado y pronto quiso encarrilar el partido. Cuando no se había cumplido el primer minuto, Alexis estuvo cerca de inaugurar el marcador, pero remató fuera.

El Cartagena, de segunda división B, replicó de inmediato y tras sendos remates lejanos de De Lerma y Zurdo hizo el 1-0. El delantero Fernando, ganándole en velocidad a Puyol, aprovechó un balón largo y batió a Pinto de tiro cruzado, llevando la euforia a las graderías del Cartagonova.

El Barcelona se volvía a ver por detrás en el marcador, algo que viene siendo habitual últimamente, pero en esta ocasión sí tuvo respuesta. En apenas 15 minutos Alexis, en dos acciones, Cesc en otras dos y Pedro rondaron el empate, que finalmente llegó por mediación del propio Pedro en una jugada muy similar a la del gol local.

El canario aprovechó un buen servicio de Cesc y batió a Limones con un certero disparo.

El equipo de Tata Martino no se conformó y antes del descanso logró cobrar ventaja. Un buen centro de Adriano permitió a Cesc conectar una gran volea con la que estableció el 1-2.

En la reanudación, el Barcelona, que hasta ese momento había recurrido más al juego vertical que al combinativo, se adueñó por completo de la situación. El encuentro se convirtió en un monólogo y parecía cuestión de tiempo que llegase el tercer tanto barcelonista.

Tras una acción de Cesc y otra de Alexis, que falló una ocasión muy clara, Pedro volvió a ver puerta. El delantero internacional se coló entre los centrales y dejó sentado a Limones en un regate eléctrico para marcar su segundo tanto.

El Cartagena, cuyo bagaje ofensivo en la segunda mitad se redujo a un par de lanzamientos lejanos aunque lo dejó todo en el campo, no discutió la victoria visitante, que se convirtió en goleada con el cuarto tanto de la noche.

Song remató al poste izquierdo de la portería cartagenerista y Dongou, libre de marcaje, remachó el 1-4 definitivo para cerrar el partido y prácticamente la eliminatoria.

EFE