Es uno de los más tristes por la eliminación. Carlos Zambrano regresó a Europa masticando la bronca de un nuevo fracaso y aseguró que el trabajo debe ser más fuerte si se quiere llegar a un Mundial.

"Van pasando los años y nos quedamos sin Mundial y desde ahora hay que trabajar para el siguiente proceso", dijo Zambrano antes de volver al Eintracht Frankfurt.

De igual manera, el ´Kaiser´ dejó una frase que es el deseo de más de 30 millones de peruanos: "Me muero por estar en un Mundial".

BENAVENTE Y YORDY QUIEREN CAMBIAR LA HISTORIA

El jugador del Real Madrid Castilla, Cristian Benavente, también regresó a Europa y apuntó que hay mucho material joven para cambiar la historia.

"Me voy triste porque no se logró el objetivo, pero se dejó todo hasta el final", apuntó el ´Chaval´ a los medios deportivos.

De igual manera, el volante afirmó tomar con calma los elogios luego de las buenas actuaciones que brindó ante Argentina y Bolivia en las dos últimas jornadas de las Clasificatorias.

Por otro lado, Yordy Reyna apuntó que lo ideal es que Sergio Markarián siga dirigiendo al combinado nacional con miras a Rusia 2018.

"Vine de tan lejos para no llevarme nada. No nos sentimos tan jovenes porque hay Sub 20 de otros equipos que ya destacan", analizó Reyna.

Finalmente, el atacante que emigró al Red Bull Salzburgo de Austria remarcó que Markarián debe quedarse: "Espero que Markarián se quede, porque ustedes no conocen su trabajo".