EFE

El Cruzeiro, el mejor equipo de Brasil, dejó el Brasileirao a punto de ser sentenciado en la jornada 33, aunque no pudo ver cumplido su deseo de proclamarse campeón en casa debido al triunfo de su único perseguidor, el Atlético Paranaense.

El equipo de Belo Horizonte terminó con 71 puntos y 13 puntos de ventaja sobre el Paranaense, cuando quedan 15 por disputarse hasta el final del campeonato.

El líder se preparaba para la probable fiesta del título y su afición abarrotó hasta la bandera el estadio mundialista Mineirão para el partido contra el Gremio, el tercero de la clasificación.

Cruzeiro cumplió las expectativas y goleó por 3-0 al Gremio, que hasta hace pocas jornadas era su mayor amenaza al título y ahora, después de una racha de cuatro partidos sin conocer la victoria, ve peligrar su clasificación a la Copa Libertadores.

Borges, Willian y Ricardo Goulart anotaron los goles del Cruzeiro, que este año se ha caracterizado por tener un ataque coral, con goles siempre muy repartidos entre todos sus delanteros.

A pesar de la goleada y la celebración, el título fue aplazado porque el Atlético Paranaense ganó al Sao Paulo, por el mismo resultado de 3-0.

EFE