AFP

¿Un presagio? El francés Franck Ribéry fue el ganador del Balón de Oro del Mundial de Clubes que consagró  a su equipo el Bayern Munich como el mejor. Además el volante número ‘7’ de los bávaros se llevó el auto de la marca japonesa patrocinadora del Mundial de Clubes. 

En segundo lugar quedó su compañero de equipo Philipp Lahm, a quien Guardiola hace jugar ahora de volante de contención, y el tercer lugar fue para el marroquí Mouhssine Iajour, del Raja Casablanca.

El francés marcó el primer tanto en la victoria en semifinales ante el Guangzhou Evergrande y no tuvo una actuación brillante en la final.