Intensifican seguridad a un día del arranque de los Panamericanos 2011

Fuerzas policías mexicanas reforzaron los controles en las sedes deportivas y en las concentraciones donde se hospedan las delegaciones de los países.

Los operativos de seguridad de fuerzas policiales federales y el ejército se intensificaron en vísperas del arranque de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

A un día de que la Fiesta de América sea declarada formalmente inaugurada y ante la llegada de la mayor parte de las delegaciones, las revisiones en las sedes deportivas y las rondas de la Policía Federal Preventiva son cada vez más minuciosas.

Un total de 11.000 policías y soldados custodian en camionetas blindadas los ingresos a las sedes de competición y las cuatro ciudades subsedes como parte del operativo montado por el gobierno mexicano.

El acceso a la Villa Panamericana ha sido blindado con al menos tres filtros de seguridad en los que los integrantes de la Policía Federal Preventiva (PFP) revisan de manera exhaustiva la identificación de todo el que intente ingresar al recinto.

Atletas, cuerpo técnico, delegados y miembros de la prensa internacional son revisados con detectores de metales en los ingresos y los retenes montados por la PFP en las sedes panamericanas y el centro de prensa.