José Mourinho, técnico del Real Madrid, se mostró reticente a valorar el enfrentamiento de octavos de final de Liga de Campeones, ante el CSKA de Moscú, equipo ante el que quedó emparejado en el sorteo celebrado hoy en Nyon, y aseguró que "está en octavos porque logró puntos suficientes".

"No hablo de Champions, solo lo haré en febrero, en la rueda de prensa antes del partido. De modo general es un sorteo que nos empareja a un adversario que está ahí porque ha hecho puntos suficientes para clasificarse y al que tenemos que afrontar en el momento en que llegue. Ahora faltan dos meses", manifestó en rueda de prensa en la ciudad deportiva de Valdebebas.

El estratega del conjunto merengue además lamentó la grave lesión del delantero del Barcelona, David Villa, y aseguró que siente "muchísimo" la fractura de tibia que sufrió el "Guaje" en la semifinal del Mundial de clubes.

"En toda mi carrera siempre me he quedado triste con lesiones importantes, sea cual sea el jugador y el equipo. Por eso con Villa no salgo de mi línea. Lo siento muchísimo", manifestó en rueda de prensa.

EFE