EFE

Con Uruguay eliminado del Mundial, el ‘Pistolero’ Luis Suárez pidió disculpas públicas por el mordisco al italiano Chiellini que no solo le costó la expulsión de Brasil 2014 sino la suspensión del fútbol por cuatro meses y nueve partidos sin jugar con la ‘Celeste’.

"Después de unos días de estar en casa con mi familia he tenido la oportunidad de recuperar la calma y de reflexionar sobre la realidad de lo que sucedió en el partido Italia-Uruguay celebrado el 24 de junio de 2014. Con independencia de las polémicas y de las declaraciones contradictorias que se han producido durante estos días, todo ello sin haber querido interferir en el buen hacer de mi selección, lo cierto es que mi compañero de profesión Giorgio Chiellini sufrió en el lance que tuvo conmigo los efectos físicos de un mordisco y por ello: Me arrepiento profundamente”, escribió Suárez.

“Pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol. Me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención", agregó el ‘9’ celeste en su cuenta de Facebook.

-->(Siete razones que explican la mordida de Luis Suárez)