Captura Youtube

Paolo Guerrero, delantero peruano del Hamburgo de Alemania, le propinó una dura patada por detrás al portero del Stuttgart, Sven Ulreich, en el partido que su equipo perdió por 4 a 0.

Debido a esta violenta acción, en lo que terminó con la expulsión del atacante, le han llovido críticas por especialistas, técnicos, jugadores, directivos y hasta hinchas.

A pesar que ha pasado casi una semana, los insultos le siguen lloviendo por los hinchas alemanes en las redes sociales. La página en alemán de Guerrero en Facebook está llena de insultos por fanáticos del Hamburgo y otros.

Frases como “Vergüenza para el fútbol”, “pequeño sirviente”, “niño mimado” y “bastardo antideportivo” son las que publican los hinchas ofuscados con las reacciones repetitivas del ‘Krieger’.