Reimond Manco, mediocampista del Juan Aurich de Chiclayo, confesó este miércoles que está sintiendo el desgaste físico que demanda participar en dos torneos paralelamente.

"Hemos jugado ante un rival muy complicado. Este fue un gran partido, en lo personal me sentí algo agotado. Di lo mejor de mí, mis compañeros también, pero no pudimos lograr algo bueno. Hemos jugado tres partidos en menos de diez días, pero son cosas que pasan", precisó Manco tras el cotejo.

El ariete, que hoy estuvo cerca de anotarle a la Universidad San Martín en una jugada en la que cayó aparentemente derribado por un rival en el área, recalcó que en ningún momento quiso sorprender al réferi para que pite penal.

"Yo sentí que me tocaron y por eso me tiré. Pero si en la repetición se aprecia que nadie me tocó, pues pido disculpas", sentenció.