La U de Chile conquistó la Copa Sudamericana, el primer trofeo internacional de su historia, tras ganar el pasado miércoles, en la final, por 3-0 al Liga de Quito, al que también habían vencido a domicilio, por 0-1, en la final de oda, la semana pasada.

Unos 5.000 hinchas avivaron a los jugadores del equipo universitario a su llegada a La Moneda, a la que concurrieron por invitación de Sebastián Piñera, quien quiso homenajear de ese modo a la plantilla, pese a que fue casi toda su vida hincha de la Universidad Católica y, en años recientes, accionista del Colo-Colo.

El mandatario chileno felicitó al equipo e incluso levantó la copa, pero se negó, entre risas, a ponerse una camiseta de la U que le regalaron los jugadores.

Tras la reunión con Piñera, la mayoría de los jugadores salieron a los balcones de La Moneda para exhibir la Copa Sudamericana a la multitud de hinchas apostados en la Plaza de la Constitución.

EFE