Facebook Marcos Guilherme

El mediocampista brasileño Marcos Guilherme acusó al uruguayo Facundo Castro de propinarle un insulto racista durante el partido entre las selecciones de sus respectivos países la noche del lunes por el Sudamericano sub 20 que terminó en empate a cero.

"Me dijo macaco cinco veces", aseguró a periodistas el jugador brasileño, quien milita en el Atlético Paranaense e ingresó al campo de juego en el segundo tramo. "Alguien tiene que tomar una actitud sino esto no va a parar nunca".

"Estamos representando a un país y vemos esto, sufrimos racismo en el campo, en nuestro trabajo. Es lamentable", añadió.

La palabra macaco significa mono en portugués y suele utilizarse en Uruguay como "payaso".

El entrenador brasileño Alexandre Gallo indicó por su parte que la selección norteña tomaría contacto con su departamento jurídico, "para que se tomen las medidas que la ley mundial permite ante el racismo".

"Esto debe terminar en el fútbol, es una situación que incomoda a mucha gente. La Conmebol debe tomar medidas para que esto termine", declaró.

Castro, el jugador acusado, indicó por su parte que "Brasil está para ese tipo de cosas últimamente, apelaban a lo que no se podía hacer en el partido".

"Me parece que tienen que dedicarse a jugar un poquito más y dejarse de tonterías", sostuvo.

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, dijo el martes a la AFP que no ha recibido ninguna notificación oficial sobre denuncia alguna.

"Nosotros nos regimos por comunicaciones oficiales y no hemos recibido ninguna", enfatizó.

Brasil y Uruguay empataron 0-0 la noche del lunes, cerrando la primera jornada de la fase final del Campeonato Sudamericano Sub 20 que se disputa en suelo charrúa y que tiene a Argentina como único líder tras su victoria 2-0 ante Perú.

Andina