Un manual para quienes quieren reír después de una derrota.

Un buen hincha siempre es dardo de sus amigos fatalistas. Esos que menosprecian nuestro cariño por el fútbol y por Perú. Los que nos resaltan en la cara nuestra siempre ilusión mediocre de un deporte ya caducado en nuestra tierra. Lo peor, termina siendo cierto. Porque nos quedamos solo con esa esperanza de pensar que todo va a cambiar. Voy cuatro Eliminatorias y eso no pasa. Aún no ha pasado, quiero pensar.

Algunos somos ya expertos de cómo superar está desilusión de caer redundantemente en el hoyo del 'casi lo logramos'. No somos expertos, pero sabes acordonar la zona donde yace el cadáver, llámese corazón, con alambres de púas para evitar el ingreso de algunos extraños insensibles. Para ti, que no tienes aún un manual para superar la derrota, te escribo esta carta. Espero lo puedas superar:

Paso 1. En la medida que puedas quédate en casa. Enciérrate un tiempo más mientras puedas. Las calles, luego de que Perú pierde, se vuelven más grises. No hay esa vida de antes. Los buses no nos abruman tanto como antes de su cariñoso claxon. Las personas son autómatas y llegan de forma intuitiva a sus trabajos. Peor aún, las apuestas o conversaciones en el trabajo se vuelven discusiones de lo que pudo y no hizo Gareca.

Quédate en casa.
Quédate en casa.

Paso 2. Ya en casa, aprovecha para dormir un poco. No pidas el periódico, aunque debe ser tarde. Ya debes haber ojeado dos o tres páginas de diferentes análisis sesudos de una derrota que no tuvo remedio. Varios de esos análisis escoden lo mismo por años. Pasan técnicos, jugadores, Eliminatorias y siempre termina en lo mismo.

No leas el periódico.
No leas el periódico.

Paso 3. Toma el control de televisor y desactiva los canales que nos recuerdan la noche anterior. Ninguna canal de noticias, mucho menos deportiva. Si está a tu alcance ponte a ver Discovery Channel, Nickelodeon, Narcos en Netflix o alguna serie de tu favor. Por favor, no se te ocurra obviar este paso, es fundamental para nuestra paz.

Paso 4. Arranca una hoja de papel de un cuaderno y comienza a escribir las desilusiones que dejó el partido de Perú. Así sabrás como llegar al siguiente, que aunque nos duela a todos es en exactamente en 30 días. Los estudiosos revelan que hacer esta autoterapia ayuda mucho en la motivación y controla tu estrés.

Sin embargo, como sé que no harás nada de eso, o que no podrás. Siéntate frente al computador, comienza a bajar en tu timeline de Facebook y responde cada uno de las publicaciones de tus amigos. Sí, eso no ayuda, pero es lo que nos satisface a tanta desilusión.

 

MÁS NOTICIAS EN FACEBOOK

Respira profundo y di: "Son solo números. El fútbol se juega en la cancha" ;) :p

Posted by La10.pe on Mittwoch, 14. Oktober 2015