Actor en la cárcel desde hace 18 años, protagonista ausente en Cannes

Aniello Arena trabajaba durante el día en la película "Reality" y por la noche regresaba a la cárcel. Hoy fue el más mencionado en la gala.
Captura YouTube / CinemasGaumontPathe

El actor italiano Aniello Arena fue el protagonista hoy en Cannes, no solo por interpretar al personaje principal de "Reality", de Mateo Garrone, sino también por su ausencia, justificada porque está en prisión desde hace "18 ó 19 años".

Así lo explicó hoy en rueda de prensa Garrone al presentar su película, en la competición oficial de Cannes, que cuenta la historia de Luciano, un hombre que se obsesiona con entrar al programa "Gran Hermano" y que está muy ajustadamente interpretado por Arena.

Pero Arena no pudo estar presente hoy en Cannes porque está detenido en la prisión de Volterra (Pisa), por causas que el realizador no desveló.

Arena comenzó hace 12 años a hacer teatro en la compañía La Fortezza, creada dentro de la prisión de Volterra, y Garrone le vio actuar en una representación a la que acompañó a su padre, crítico de teatro.

El realizador ya intentó contar con él para "Gomorra", pero entonces no obtuvo la necesaria autorización judicial.

Sin embargo, desde hace algunos años ya le dejan salir para actuar fuera de la cárcel, y le permitieron participar en "Reality" aunque no viajar a Cannes.

Durante el rodaje, Arena trabajaba durante el día en la película y por la noche regresaba a la cárcel y no se ha sentido decepcionado por no estar en Cannes porque para él lo importante era que el filme llegara al festival.

En cuanto a su forma de trabajar con él, Garrone señaló que fue muy fácil porque Arena viene del teatro y se adaptó muy bien a su forma de rodar en el cine, con las secuencias en orden y con mucha libertad para el actor.

"Se fue apropiando del personaje poco a poco" y dio al personaje el toque "inocente" que Garrone buscaba, el de "una especie de Pinocho".

Y con su interpretación ha demostrado que está "a medio camino entre Toto y De Niro", afirmó convencido el director, aunque agregó: "es muy subjetivo lo que os digo".

EFE