Foto: EFE

Divertida, colorista y cargada de personalidad. Así ha sido la colección con la que la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada inauguró hoy entre aplausos la segunda edición de la Vienna Fashion Week. "El 85% de los trajes son inéditos.

La colección que mostramos en Madrid era enorme. Y algunos trajes que no pudimos enseñar en Madrid los hemos traído aquí", explicó a Efe la creadora sobre su participación, el pasado domingo, en la Fashion Week de la capital de España.

Su colección mostró algunas de las características que se han convertido ya en seña de identidad de sus creaciones: formas geométricas, volúmenes, un arcoiris de color, materiales poco convencionales y corazones rojos.

El público vienés reaccionó con una gran ovación a la personal interpretación cromática con las que Agatha Ruiz de la Prada inauguró la semana de la moda de la capital austríaca, que se celebra hasta el próximo domingo.

La diseñadora mostró también su particular indagación en las formas más inusuales con prendas con acusado volumen y diversos complementos que remarcaron el estilo vitalista y rompedor de la creadora.

Una quincena de modelos deslumbró a las centenares de personas reunidas, en su gran mayoría joven, en una carpa que hizo las veces de pasarela, y que vibró tanto por los vivos colores como por la música pop que acompañó el desfile.

"Todo el arte austríaco está lleno de color", aseguró la diseñadora al explicar por qué creía que su colección iba a ser bien recibida en Viena. Antes del desfile, Agatha Ruiz de la Prada mostró "gran interés" por conocer la reacción a su colección de un público muy exigente, pero también "muy frío" en comparación con otras latitudes.

Como contrapunto, aseguró que el público en Europa del Este, donde ha mostrado su colección en casi todos los países de la zona, la reacción siempre ha sido muy cálida porque la gente es más receptiva al color tras salir de un periodo tan gris como el comunista.

Con el desfile de Agatha comenzó una Vienna Fashion Week con más nombres españoles, ya que la diseñadora María Escoté y los modistos Xavier Zazo y Clara Brull, de Zazo&Brul, presentarán sus creaciones mañana.

En total, hasta el domingo se podrán contemplar en el Barrio de los Museos de Viena las creaciones de unas treintena de diseñadores jóvenes en la segunda edición de la Fashion Week vienesa, una cita que aspira a asentarse en el panorama europeo.

EFE