Alemania: Investigan gritos antisemitas en protestas propalestinas

El Consejo Central Judío de Alemania declaró que estas manifestaciones "no tratan de una crítica a una política concreta del Gobierno israelí, sino simple y llanamente de odio a los judíos".
EFE

La policía y la fiscalía de Berlín investigan el presunto uso de eslóganes y gritos antisemitas en las manifestaciones acontecidas en la capital alemana el pasado fin de semana en protesta por las operaciones militares que Israel está llevando a cabo en la franja de Gaza.

Según explicó hoy un portavoz policial, las autoridades alemanas están comprobando la situación en la que se produjeron estos hechos, que podrían ser constitutivos de delito.

Además anunciaron la apertura de diligencias contra un imán de una mezquita del barrio berlinés de Neukölln, que en un mensaje en internet presuntamente expresaba el deseo de que mueran los judíos.

El Consejo Central Judío de Alemania declaró que estas manifestaciones "no tratan de una crítica a una política concreta del Gobierno israelí, sino simple y llanamente de odio a los judíos".

El presidente del Consejo Judío, Dieter Graumann, lamentó la falta de apoyo desde los estamentos políticos, informativos y sociales, y apuntó que los amigos se demuestran en los momentos de necesidad.

Por su parte, el secretario general de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, Peter Tauber, exigió hoy "tolerancia cero" con los manifestantes que utilicen lemas que insten al odio racial.

En términos parecidos se expresó el vicepresidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Ralf Stegner, para quien "el antisemitismo, en cualquier forma, es siempre inaceptable".

La policía de Berlín se vio obligada el pasado sábado a proteger a una persona de origen judío durante una manifestación árabe contra Israel y las operaciones militares que este país está realizando en Gaza.

Del mismo modo, el pasado jueves se escucharon gritos antisemitas durante una marcha palestina, aunque en este caso la policía de la capital alemana no debió intervenir.

Situaciones parecidas se vivieron en otras ciudades de Alemania como Essen (oeste) donde fueron detenidos 8 manifestantes además de otras 14 personas que planeaban una acción contra la vieja sinagoga de la localidad.

En Bremen (noroeste) un periodista fue atacado cuando pretendía fotografiar los altercados originados en una manifestación pro palestina y otra persona resultó herida grave.

EFE