Foto: Andina - Referencial

El tercer piso de una vivienda, armado con triplay y con ventanas dibujadas, ocultaba una antena de telefonía celular que operaba de forma clandestina desde el frente del penal de Lurigancho.

Según un informe del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), la cobertura de telefonía móvil registra un nivel de potencia que permite hacer y recibir llamadas desde dentro del citado reclusorio.

Además, la antena para celular de la empresa Claro estaría funcionando desde el año 2013, de acuerdo al informe dado a conocer por América Noticias.

Juan Navarro, alcalde de distrito de San Juan de Lurigancho, exigió sanciones para los responsables y una multa a la empresa operadora. “Esta antena no tiene ninguna autorización, es clandestina”, aseguró.

América Noticias no obtuvo respuesta de los propietarios de la vivienda, ubicada en la manzana A, lote 5 de la calle Taurina, ni de la empresa Claro.