Anthony Choy: La CIA no ha dicho toda la verdad sobre el "Área 51"

El ufólogo peruano afirmó que el presidente Dwight Eisenhower tuvo información sobre presencia extraterrestre en esa base militar norteamericana. También aseguró que en 2007 un ovni se estrelló en la selva peruana.
RPP

El ufólogo peruano Anthony Choy, dijo que nos es ninguna novedad afirmar que existe una base militar en el desierto de Nevada, Estados Unidos,  llamada "Área 51", tal como lo ha reconoció esta semana la CIA.

Señaló, que la agencia de inteligencia norteamericana solo ha dado un mínimo de información para acallar a la opinión pública, sobre este tema que ha generado controversia desde la década de 1950.

"La aclaración era saber si dentro del área 51 existe lo que se llama ingeniería en reversa, o sea restos de ovnis que no hayan sido construidos en la tierra y por lo tanto la posibilidad que existieran entidades biológicas no humanas, lo que se denomina extraterrestres", indicó.

Aseguró que según un testimonio dado a conocer a finales de abril de 2013 en un congreso sobre ufología en Washingtong DC, el presidente Dwight Eisenhower tuvo información de la existencia de 5 ovnis estrellados, así como de la presencia de seres extraterrestres vivos y muertos, en esa base militar.  

Señaló que el testigo, una persona muy cercana al presidente norteamericano y que mantuvo su identidad en reserva por la seguridad de su familia, dijo que Eisenhower prefirió no dar a conocer las pruebas, puesto que consideró que estas resultarían poco tolerables para la opinión pública de 1958.

Expedientes secretos en el Perú

Choy, afirmó que en nuestro país existen muchos casos documentados sobre avistamiento de ovnis que el grueso de la población desconoce. Incluso, reveló que en la selva peruana se registró un accidente de una nave extraterrestre.

Relató que en 2007, el sargento norteamericano Jonathan Waingart, destacado por la DEA en Yurimaguas, Loreto, fue notificado del derribamiento de una avioneta del narcotráfico en Moyobamba, San Martín.

Al llegar al lugar, el agente antidrogas, se encontró con un escenario distinto al previsto. Ante sus ojos se hallaba un objeto en forma de asteroide tripulada por seis seres de aspecto no humano, pero  en el lapso de media hora, personal militar estadounidense rodeó el lugar y se llevó toda la evidencia.

Informó que el sargento Waingart ha hecho público su testimonio en internet, pero que las autoridades peruanas no han investigado nada al respecto.