MorgueFile

“Hola Rafaela, hola mamá. Rafaela me llamaron de tu colegio, me dijeron que estas expulsada ¿qué sucedió hija? Mama mi profesor fue muy intransigente conmigo y cuando le pedí más tiempo él fue irrespetuoso conmigo y cuando las personas no me muestran respeto, reciben lo mismo de mi o aun peor”.

Aunque Rafaela solo tiene 13 años, su actitud está bastante enraizada. ¿Cómo es que Rafaela llego a pensar así?

La programación de nuestra actitud comienza de niños, la aprendemos de nuestros padres, abuelos, autoridades, amigos etc. Observándolos aprendemos a reaccionar en distintas situaciones de la vida.

Rafaela ha aprendido un modelo; que las personas que no te respetan no merecen tu respeto, lo que nadie le dijo es que esa actitud sabotearía sus relaciones.

La actitud se va formando conforme crecemos.
Hay varias actitudes que pueden estar saboteando nuestra vida personal, familiar y hasta profesional:

Distante, apática, discutidora, defensiva, gruñona, crítica, impaciente, arrogante, intolerante, racista, mártir, sarcástica, vengativa, huraña, victimista, pesimista.

Ahora que tú y yo identificamos algunas actitudes negativas en nuestra vida, necesitamos saber qué podemos hacer para cambiarla, haciendo algo diferente:

1.- encontrar la explicación de la raíz.
2.- descubrir el efecto que tiene en mis relaciones.
3.- encontrar el cómo me libero de ella.

Ahora, la gran noticia que te tengo en la cual debo de ser muy sincera contigo es que esto no es nada sencillo, más aun cuando encontramos gente que se excusa o justifica su comportamiento, diciendo que es intolerante a esa situación o peor aún que tiene todo el derecho de ser así.

Necesitamos compromiso de cambio y punto, ¿cómo?
La doctora Carolina Leaf, especialista en aprendizaje hace una definición que me gusta mucho y resume muy bien todo el proceso:

“El comportamiento comienza con un pensamiento. Los pensamientos estimulan las emociones que traen como resultado actitudes, que finalmente producen comportamiento”

Ejemplo: pensamiento toxico, emoción tóxica, actitud tóxica, comportamiento tóxico. El compromiso inicia con el control de los pensamientos.

La elección es mía
Esa elección va determinar mi actitud mediocre, intolerante, ansiosa, calmada o excelente.
Elijo la plenitud en cada aspecto de  mi vida.
Te invito a unirte a mí en este viaje de aprender a mostrar la actitud correcta en todas las situaciones de nuestra vida y a ser luz en este mundo negativo.

La actitud positiva significa pensar de forma constructiva, objetiva y sana. Aprender a pensar lo bueno y agradable. Mi pensamiento es poderoso y determina mi emoción, mi actitud y mi comportamiento.

¿Cómo puedes lograr una actitud positiva?
Concéntrate en la solución
Ten confianza en la solución
Entrena tu pensamiento y reacción
Busca la lección a todo
Ten fe que toda situación, aun la aparentemente mala te lleva a bien. (Por Ana Sayán, coach familiar, especialista en valores humanos e integrante de Siempre en casa)

==================
Siempre en casa de lunes a viernes de 10 a,m a 13 p.m.
Conductora: Sara Abu Sabbah
Escúchanos por los 730 de la AM o los 89.7 de la FM
Síguenos también por el FB como: Siempre en casa