Argentina considera llevar los fondos buitre a tribunal de La Haya

El canciller argentino, Héctor Timerman se encuentra en Washington para participar, junto al ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, en una reunión especial de la OEA.
EFE

El Gobierno argentino endureció este jueves las críticas contra los fondos especulativos que reclaman el pago íntegro de deuda y adelantó que no descarta acudir ante el Tribunal de La Haya por el conflicto.

El canciller argentino, Héctor Timerman, acusó al titular del fondo NML, Paul Singer, uno de los litigantes contra Argentina, de haber realizado una maniobra especulativa con una empresa "en quiebra" acusada por sus trabajadores de manejo de material tóxico causante de cáncer.

"Singer compró la empresa por centavos y, a partir de hacer lobby (...), logró limitar los pagos por los problemas de salud de los obreros(...) Hay gente que murió en el transcurso de la discusión, de cáncer, otros abandonaron la pelea porque un obrero no puede seguir peleando año tras año", denunció.

"Cuando terminó de limpiar todo eso en base al lobby en el Congreso de los Estados Unidos y a través de los medios de comunicación que decían que los obreros estaban exagerando (...). logró ganar 1.000 millones de dólares. Jugó con el cáncer de los obreros y no le importó, ese es Paul Singer", acusó el canciller argentino en Radio del Plata.

Además, Timerman apuntó que el Ejecutivo no descarta llevar el caso ante el Tribunal internacional de La Haya.

Timerman se encuentra en Washington para participar, junto al ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, en una reunión especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la que denunciarán las implicaciones del fallo adverso a Argentina en el litigio con los fondos especulativos por considerar que sienta una precedente que puede afectar a todos los procesos de reestructuración de la deuda estatal.

"El mundo se ha dado cuenta que Argentina quiere pagar, lo que no va a hacer es suicidarse", recalcó Timerman.

Respecto a la sesión de la OEA, el jefe de Gabinete del Gobierno de Cristina Fernández, Jorge Capitanich, destacó la importancia de las exposiciones del ministro de Economía ante distintos organismos internacionales para que se reconozcan "las implicancias sistémicas de este fallo".

Capitanich sostuvo que Argentina trata de "explicar detalladamente el problema" para generar conciencia sobre la necesidad de acordar normas internacionales que protejan los procesos de reestructuración de deuda soberana.

"En general la República Argentina ha promovido un modelo de negociación que defiende sus intereses pero también que manifiesta su voluntad de pago", dijo el jefe de ministros durante su rueda de prensa diaria.

Capitanich tampoco descartó la posibilidad de acudir a La Haya pero instó a que "no nos adelantemos a los pasos" de la negociación.

Representantes del Gobierno argentino se reunirán el próximo lunes con el mediador designado por el juez neoyorquino Thomas Griesa, responsable del fallo favorable a los fondos especulativos que no aceptaron la reestructuración de la deuda planteada por el país en 2005 y 2010 y denunciaron a Argentina en Estados Unidos.

Dicha sentencia mantiene bloqueado el pago que argentina debía hacer el pasado lunes al resto de bonistas y mantiene a Argentina en riesgo de entrar en cese de pagos si no alcanza una solución antes de finales de este mes.

EFE