Delegados de la Eurofurence, "la mayor convención peluda europea" acudieron al hotel de conferencias en Berlín, Alemania.

Se trata de una organización que se describe como una colección de artistas, animadores, escritores, clientes, titiriteros, y demás aficionados de los animales de dibujos animados.

La membresía está abierta a todos los que aprecien a los dibujos y desean caminar y hablar como ellos.