El bullying es una mala práctica que se realiza mayormente en los colegios. Las víctimas tener baja autoestima, por esta razón sus compañeros de clases suelen abusar de ellos. Lamentablemente se han conocido muchos casos de personas que han sufrido bullying y han terminado acabando con su vida. Muchos pensarán que el problema radica en los centros educativos pero en realidad todo empieza en el hogar de la víctima. La psicóloga del Ministerio de Educación Patricia Giraldo nos explica porque el bullying se origina a través de los padres en el hogar. 

“Una falta de comunicación donde los padres son autoritarios, poco democráticos, donde no se converse con el hijo puede generar en él una falta de autonomía, una falta de asertividad falta de poder tener herramientas que le permitan enfrentar situaciones de bullying”, indicó.

Giraldo explicó que muchas veces los padres al escuchar una confesión de un hijo reaccionan negativamente, en vez de llevarlos al análisis, al cuestionamiento y buscar una solución al respecto.

“A veces los padres en el afán de que el chico se sienta seguro le permiten muchas cosas, el niño tiene que tener reglas tiene que tener normas, y es por eso que también tiene que saber defenderse, tiene que saber aprender a cuestionar, a fundamentar para no ser una víctima de bullying”, finalizó.

Sepa más: