Cancillería interviene para impedir subasta de piezas culturales peruanas

Embajada del Perú en Estados Unidos, se contactó a la casa matriz de Sotheby's en Nueva York.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que, en coordinación con el Ministerio de Cultura y la Fiscalía de la Nación, realizó acciones oficiales para impedir que bienes del patrimonio cultural peruano sean subastados en París por la casa Sotheby’s.
 
En un intento por lograr ese fin, detalló la Cancillería, se cursó oportunamente una comunicación oficial a las autoridades de la República Francesa, solicitando sus buenos oficios para la paralización de la subasta.

Además, se contactó, tanto en Lima como en el exterior, a las cancillerías de las otras 13 naciones afectadas, a fin de promover gestiones y representaciones conjuntas ante el gobierno francés y la casa Sotheby’s.

De igual forma, mediante la Embajada del Perú en Estados Unidos, se contactó a la casa matriz de Sotheby’s en Nueva York.

Incluso, a través de la Delegación Permanente del Perú ante la Unesco, en París, se obtuvo el importante pronunciamiento de la Directora General de esa organización, Irina Bokova, quien invocó a que se respetasen escrupulosamente los mecanismos para verificar la procedencia lícita de los bienes culturales que se pusieron en venta.

Lamentablemente, según la Cancillería, estas múltiples gestiones no consiguieron evitar la subasta (los 22 y 23 de marzo), por cuanto los organizadores de la misma, basados en la legislación internacional vigente, adujeron que se cumplía con los requisitos allí establecidos y, en el caso de Francia, con la legislación de ese país.

En particular, la legislación francesa sobre la materia presume la buena fe del poseedor de un bien cultural, correspondiendo al reclamante demostrar el origen ilícito de dicho bien.

Considerando que los bienes peruanos ilícitamente exportados proceden normalmente de excavaciones o exportaciones ilegales de naturaleza clandestina, no es posible para el Perú proporcionar la documentación que permita suspender la subasta de conformidad con la legislación francesa.

Ante esta situación, la Embajada del Perú en Francia ha informado a los medios de comunicación en ese país, sobre la indiscutible procedencia peruana de los objetos subastados, haciendo notar que el Gobierno del Perú se reserva los derechos que le correspondan sobre ellos en el futuro.

Considerando que 25 piezas no fueron subastadas, el gobierno peruano continuará con las acciones tendientes a su recuperación, y no se ha descartado acciones contra los poseedores de las 44 piezas que fueron subastadas.