El Gobierno chileno se refirió oficialmente al caso de los marinos peruanos acusados de espionaje, asegurando que no “promueve ni acepta” este tipo de acciones.

En un comunicado publicado en la web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, se indicó que la voluntad del Gobierno chileno es “continuar el proceso de fortalecimiento de las relaciones bilaterales”.

“El Gobierno de Chile señala que no promueve ni acepta acciones de espionaje en otros Estados ni en su propio territorio”, se lee en el comunicado.

“Nuestro país señala la voluntad de establecer una agenda de futuro con Perú, para lo cual tenemos la intención de seguir dando pasos de confianza mutua e integración”, sentenció.