Foto: Difusi

El presidente del Partido Progresista de Chile, Marco Enríquez-Ominami, aseguró que su país “no es un modelo a seguir” por la concentración de poder, porque millones de jóvenes no votan y porque su exportación se basa en los recursos naturales y no en el valor agregado o en el conocimiento.

“Aunque (el presidente chileno) Sebastián Piñera gestionó con mucha eficiencia el tema de los mineros, en su gira europea se olvidó de recordar la urgente necesidad de Chile por cambiar su materia prima productiva”, indicó Enríquez-Ominami.

Somos una sociedad que solo exportamos salmón, madera y cobre”, se quejó, al tiempo que explicó que su partido propone una inversión del doble del porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) en ciencia y tecnología, que pasaría del 0,7 por ciento al 1,4%.

Esto implica una cantidad de reformas enormes”, reconoció, sin embargo, Enríquez-Ominami, quien dijo que se contentaría con tratar el tema con Piñera, que, en su opinión, “ni siquiera instala esta idea”.

-EFE-