Desde Manchay, a donde acudió para compartir un almuerzo con los niños de la zona, el cardenal Juan Luis Cipriani rechazó cualquier insinuación sobre la posibilidad de producirse hoy, 21 de diciembre, el fin del mundo.

En declaraciones a la prensa, el también Arzobispo de Lima indicó que tales profecías, basadas es una interpretación del calendario maya, no tienen ningún asidero ni fundamento.

“Yo creo que el periodismo aprovecha estas profecías para levantar su rating, pero no tiene ningún asidero, ningún fundamento, lo único que hace es confundir a la gente y tal vez a unos cuantos graciosos que se ríen de nosotros, pero no tiene más sentido”, manifestó.

De otro lado, el cardenal señaló que es poco prudente la decisión de los congresistas de elevar el monto que les corresponde por gastos operativos. Asimismo, se dirigió a la Pontificia Universidad Católica del Perú, invitándola a “de una vez regrese al seno de la iglesia”.