El ritmo de vida impide a muchos padres de familia brindar atención al desayuno, y en muchos casos sus pequeños terminan consumiendo alimentos que nutricionalmente no son los indicados para su desarrollo.

“Es frecuente que el niño al despertar no tenga mucho apetito y le sea suficiente un vaso de leche, un jugo o fruta picada, y así va tranquilo al colegio. En esos casos la lonchera va a servir para complementar el desayuno, pero si el niño toma un desayuno completo, tendrá más energía y la lonchera debe será menos consistente”, dijo la nutricionista  Sara Abu - Sabbah, conductora del programa Salud en RPP.

¿Qué debe contener un desayuno escolar?
•    Lácteos: leche, yogur , y/o queso
•    Cereales: pan,  cereales, cereales hervidos como avena o quinua
•    Grasas: mantequilla, aceite de oliva, aceitunas, nueces
•    Frutas picadas o jugo de frutas sin azúcar

¿Cuánto tiempo debe tomarse un niño en tomar desayuno?
Los niños se cansan de esperar y no pueden estar mucho tiempo sentados en la mesa, lo ideal, asegura Abu – Sabbah, es que al bajar el niño ya encuentre listo su desayuno.

“El tiempo correcto son 15 minutos, porque no va a comer mucho sino lo necesario. Sería oportuno coordinar con ellos qué les gustaría probar en la mañana para que ingieran los alimentos con más gusto”, aseveró.

¿Qué alimentos deben evitarse?
•    Jugos en caja: por su alto contenido de azúcar, lo mejor es brindarles jugos naturales o infusiones, o cereales en forma de líquido
•    Chocolates: Si bien es un alimento que ayuda a mantener calor, es necesario saber escogerlo, deben evitarse aquellos alimentos que saben a chocolate y que no son chocolate, pueden escoger el cacao natural

Ejemplos de desayuno:
•    1 pan con huevo + fruta picada + leche ó yogurt
•    1 vaso de leche con cacao + camote con queso ó choclo con queso + 1 fruta
•    1 vaso de jugo de plátano con naranja + 1 sándwich de jamón con queso + infusión
•    1 vaso de leche + pequeño tamal + una manzana con cáscara
•    1 vaso de leche de soya + atún con cebolla picada + papaya picada

“Ingerir  desayuno es un hábito muy saludable que debemos inculcar a nuestros hijos desde que son pequeños, aporta la energía y los nutrientes que el organismo necesita para empezar el día después de las largas horas de ayuno transcurridas desde la cena”, recomendó la especialista.