El estado de Connecticut emitió una estricta ley de control de armas a cuatro meses de la masacre en Newtown. Se trata de una rigurosa norma que se asemeja a la propuesta que realizó el presidente Barack Obama.

El demócrata Dannel Malloy firmó la legislación horas después de que la Asamblea General aprobara la medida. La ceremonia se realizó junto a los familiares de las víctimas de la balacera en la escuela primaria Sandy Hook.

"Este es un día profundamente emotivo para todos los que están en esta sala. Nos hemos unido de una forma que pocos lugares en la nación han demostrado la capacidad de lograr", expresó.

La norma añade más de 100 armas de fuego y de asalto. Asimismo, crea el primer registro de infractores peligrosos con armas y las normas de requisitos necesarios para adquirir municiones.

Cabe indicar que la ley se une a estados como California, Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts, que poseen leyes de control de armas estrictas en los EEUU.