Vecinos de Surco se aglomeran en mercados. | Fuente: Municipalidad de Surco

Agentes de la Subgerencia de Fiscalización de la Municipalidad de Surco supervisaron el orden en las afueras de los mercados del distrito debido a la gran cantidad de colas que se formaron por comprar artículos de primera necesidad.

En el centro de abastos El Carmen, el personal edil halló que algunos vendedores quisieron subir el precio del kilo de pollo. Ante su exhortación, normalizaron los costos. Se les exigió visibilizar el valor.

El jefe de operaciones de Fiscalización de Surco, Ronald Rojas, lamentó que muchas personas hayan creado estas aglomeraciones por comprar productos que podrían comprar en una bodega de su barrio.

"Se abarrotan de tal manera que se exponen. Hay gente que antojadizamente quiere comprar en su ‘casero’. Es preferible comer un arroz con atún una semana a esperar que saquen a un familiar entubado en camilla. El COVID-19 mata. Un arroz con huevo frito no", afirmó Rojas.

El funcionario municipal recordó que el mismo personal de Fiscalización y de las Fuerzas Armadas se exponen al contagio al tratar de evitar la formación de estas multitudes. "Tenemos familia. No seamos irresponsables", agregó.

Una de las colas más largas de Surco se registró en el mercado Jorge Chávez. En San Roque y El Pino se apreciaron un poco más de orden.