Critican actitud de Protransporte en caso de perro guía agredido

Marco Segura dueño del perro guía agredido dijo que este se encuentra en proceso de recuperación y que espera que su estado de salud no empeore.
RPP

La abogada invidente, Jenny Cosar, criticó la postura adoptada por Protransporte en el caso del perro guía que resulto herido luego que el chofer de un alimentador del Metropolitano le cerrará la puerta al querer impedir que ingresará al bus junto a su propietario, Marco Segura.

Aseguró, que el comunicado emitido por la entidad miente en el recuento de los hechos ocurridos luego de la agresión. Desmintió que la empresa de transporte haya brindado un automóvil para conducir a Segura y a su perro, de nombre "Osi", hasta una veterinaria.

Indicó, que solo los llevaron hasta la avenida Ricardo Palma en Miraflores, y que luego de ello llegaron hasta el centro de atención en un taxi que una agente de la policía femenina pagó de su propio bolsillo.

Asimismo, afirmó que un representante de Protransporte condicionó el pago de los gastos de la atención del lazarillo, si es que con ello "se solucionaba el problema".

La abogada, lamentó la actitud del funcionario y dejó en claro que antes que el reconocimiento de los gastos, lo que reclaman es que se respete sus derechos e indicó que lo ocurrido en el bus alimentador fue un acto discriminatorio, que está tipificado en el código penal.

DONACIONES DE PERROS GUIAS EN RIESGO   

La abogada, señaló que este tipo de incidentes perjudican a la comunidad invidente, puesto que las organizaciones internacionales que entrenan y donan a los perros guías podrían paralizar el envío de estos animales adiestrados al detectar actitudes adversas del Estado peruano en lo referido a la inclusión de personas con discapacidades.    

"Nos preocupa que se suspenda la donación (...) bajo estos hechos, esperemos que no hayan afectado, sería muy grave y le estaríamos cerrando las puertas a otras personas", dijo a RPP Noticias.

OSI SIGUE EN RECUPERACIÓN

Por su parte, Marco Segura, dijo ser un usuario habitual del servicio del Metropolitano y que nunca antes tuvo problemas. En tal sentido lamentó la desinformación del chofer agresor al tiempo que recordó que la ley autoriza el ingreso de perros guías a vehículos de servicio público.

Relató que mientras llevaba a Osi al veterinario este empezó a temblar por la gravedad de su lesión. Informó que el perro continúa en proceso de recuperación y que el lunes será evaluado nuevamente por especialista. "Esperemos que no llegue a mayores", comentó preocupado.