En una nueva requisa en el penal de Lurigancho, se decomisó gran cantidad de electrodomésticos, así como cientos de litros de ‘chicha canera’ y alcohol destilado.

El director de este centro penitenciario, el coronel PNP Tomás Garay destacó el apoyo de los mismos internos en la entrega de objetos prohibidos en las celdas.

Se incautó 20 frio bares, 320 litros de ‘chicha canera’, 180 litros de alcohol destilado, cinco congeladoras, dos hornos eléctricos, un refrigerador, 30 DVD, 20 ventiladores, jarras eléctricas y 28 ollas arroceras.

Además, 13 celulares y 22 cargadores, que ingresaron al penal escondidos entre la ropa de los visitantes, o de otra forma ilegal, informó RPP Noticias.

Garay dijo que hay por parte de los reos un sometimiento a la ley desde que comenzó la ardua labor de retomar el control del penal, pese al hacinamiento en el que se encuentra.