Dicscamec a favor de rigurosidad en pruebas para uso de armas

Jefe de la Dicscamec, coronel EP (r) Carlos Aguirre, subrayó la rigurosidad en las pruebas de tiro para acceder a una licencia para portar armas, e incluso manifestó que se han incrementado las marcas exigidas.
Video: RPP TV

El coronel EP (r) Carlos Aguirre Carbajal, jefe de la Dicscamec, se mostró a favor de la rigurosidad en los requisitos para la expedición de licencias para el uso de armas, al afirmar que éstas representan una alta peligrosidad y ponen vulnerable a quien las porta.

"El tener un arma fácilmente a uno lo vuelve vulnerable. El tener un arma y portarla lo hace a uno más remunerativo y apetecible para los delincuentes”, afirmó la autoridad en RPP Noticias.

Subrayó la rigurosidad en las pruebas de tiro, para acceder a una licencia para portar armas, e incluso manifestó que se han incrementado las marcas. "Para la persona natural de dos disparos en el blanco  se han elevado a tres y para las personas jurídicas eran 15, ahora son 20", apuntó.

Aguirre Carbajal refirió que el 74% de las armas las tienen el personal civil; el 70% y 24% las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional respectivamente; y el 6% está en posesión de los delincuentes y narcotraficantes.

Añadió que existe un mercado negro, al advertir que las Policía Nacional y la Fiscalía debe actuar para erradicarlo.

No obstante, reconoció que lamentablemente efectivos del orden contribuyen con este mercado ilegal al adquirir armas para luego comercializarlas.

Recordó que la Dicscamec está proponiendo un paquete de requerimientos para modificar la Ley 25054, que norma la fabricación, comercio, posesión y uso de armas por particulares, a razón de los índices preocupantes que advierten que de las 295 mil licencias emitidas legalmente, solo el 37% se encuentra vigente, mientras que 185 mil están vencidas.

Dijo que entre las medidas, plantean que la edad permitida para tener permiso de uso de armas, sea a partir de los 21 años, cuando las personas son más maduras.

También proponen la reducción de 5 a 2 años, el tiempo para la renovación de las licencias para fines de un mayor control.
 
Asimismo, sostuvo que la dotación de 600 cartuchos por persona debe ser reducida a 100.