El estreno mundial será el 6 de marzo (Foto: Kike Narro)

Una novela gráfica de culto sirve de nuevo al director estadounidense Zack Snyder para llegar a las pantallas con una historia de superhéroes atípica, con la que espera repetir el éxito de su anterior trabajo, "300".

El filme, titulado "Watchmen", se basa en el cómic homónimo dibujado por Dave Gibbons y escrito por Alan Moore a finales de los años ochenta, y está ambientado en el final de la Guerra Fría, con un belicoso Richard Nixon como presidente de EEUU y un posible enfrentamiento nuclear con la Unión Soviética como telón de fondo.

Durante la presentación del filme que ha tenido lugar hoy en Londres, Snyder resaltó que el libro original "es muy filosófico y cero emocional", pero que él ha intentado hacer su propia película.

La cinta, que se estrenará el 6 de marzo en todo el mundo, comienza con el asesinato de un miembro de "Watchmen", un grupo de superhéroes en el que algunos de sus integrantes están retirados de la vida pública mientras otros triunfan gracias a sus habilidades.

Entre estos últimos destaca Mister Manhattan, un científico convertido en un ser azul e invencible después de haber sufrido un accidente en un laboratorio, y a quien Nixon había recurrido años antes -junto a otros de sus compañeros- para acabar con la resistencia en la Guerra de Vietnam.

De ahí en adelante, el espectador se sumerge en casi tres horas de película plagadas de acción, litros y litros de sangre y un poco de sexo -pero explícito- para ilustrar una historia más compleja de lo habitual en otras cintas de súper héroes.

"La intención no es reemplazar la novela, pero espero que la gente que no la ha leído tenga las mismas sensaciones que tuve yo cuando la leí por primera vez", aseguró el director.

En esta misma línea se expresó Deborah Snyder, productora de la cinta y esposa de Snyder -ambos participan de la empresa "Cruel and Unusual Films"-, quien aseguró que "ésta no es sólo una película de superhéroes, es algo más".

El estilo esbozado por Snyder en "300" vuelve a repetirse en "Watchmen" gracias, entre otros efectos, a la ralentización de la imagen en las escenas de acción, un recurso que se hizo famoso en videojuegos como "Max Payne".

Los efectos especiales han sido especialmente trabajados por el equipo liderado por Snyder, de la misma forma que la música juega también un papel vital para el desarrollo de la película.

Durante la proyección, el espectador puede escuchar temas de Bob Dylan, como "The Times They Are A-Changin" o "All along the watchtower", aunque ésta en la versión cantada por Jimi Hendrix.

El filme está protagonizado por Billy Crudup, Malin Akerman, Matthew Goode, Carla Gugino, Jackie Earle Haley, Jeffrey Dean Morgan y Patrick Wilson.

Malin Akerman, que encarna a la superheroína "Silk Spectre", reconoció que el reparto se caracteriza por la ausencia de estrellas pero manifestó su satisfacción por haber trabajado con "buenos actores".

Sobre la idoneidad de la película para menores de edad, Snyder señaló que la calificación obtenida en el Reino Unido, donde no se recomienda para menores de 18 años, es adecuada pese a que en otros países, como Francia, se aconseja para mayores de 12 años.

Como novedad frente a "300" destaca la inclusión de algunos elementos humorísticos, fundamentalmente en los diálogos.

 

EFE