El príncipe Felipe es la "roca" de la reina Isabel II y su ausencia durante las celebraciones del Jubileo en Londres por razones de salud "debieron ser toda una prueba" para la soberana, según dijo hoy la princesa Eugenia, nieta de ambos.

Eugenia, hija menor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, se refirió a sus abuelos en unas declaraciones a la prensa horas antes de participar en un recorrido en bicicleta por la capital británica con fines benéficos.

Preguntada por los periodistas, Eugenia describió los recientes festejos por el Jubileo de diamantes de Isabel II, que celebra sus 60 años en el trono, como "una experiencia increíble" y expresó su gratitud por las muestras de afecto que recibió su abuela.

"Me quedé sorprendida de la cantidad de amor, apoyo y gratitud que todo el mundo tiene para mi abuelita", declaró la joven de 22 años.

En su opinión, la ausencia en algunas de las celebraciones del duque de Edimburgo -que hoy salió del hospital en el que ingresó el lunes por una infección de vejiga- debió de ser "un desafío" para la reina, quien, según dijo la princesa, se apoya mucho en él.

"Son una pareja que se apoya mucho. El abuelo desafortunadamente se puso enfermo y seguramente que, para la abuela, salir y hacer todo eso sola, probablemente fue toda una prueba, ya que él realmente es su roca, y ella la de él", explicó.

El príncipe Felipe, que mañana cumple 91 años, se perdió, entre otras cosas, el multitudinario concierto celebrado el lunes frente al palacio de Buckingham, presenciado por más de medio millón de personas y en el que actuaron estrellas como Tom Jones, Paul McCartney o Grace Jones.

Sí asistió no obstante, el día anterior, al desfile de más de mil barcos por el río Támesis y se espera que, ahora que ha sido dado de alta, pronto de reincorpore a los compromisos oficiales.

Por su parte, la princesa Eugenia participa hoy con otras personas en una ruta en bici por Londres a la luz de la luna para recaudar fondos para el Hospital nacional de ortopedia, donde ella misma, que sufre escoliosis, fue operada cuando tenía 12 años para enderezar su columna vertebral.

EFE