Desde la crisis en Ucrania y la Franja de Gaza donde la violencia es la principal protagonista, hasta inundaciones y un terremoto en India y China respectivamente donde la naturaleza castiga a miles de personas.

Por último, el virus del ébola, que ya ha matado cerca de mil personas en África. En los primeros días de agosto un misionero español fue repatriado para salvarle la vida.