Capatura YouTube

Jazmi Isabel Marquina Cáceres, de 18 años, relató a la Policía Nacional cómo se hizo enamorada del sicario más joven del país, el adolescente de 17 años apelado “Gringasho”, dio detalles de cómo se conocieron y sobre la relación que sostuvieron.

Al ser interrogada por agentes de la División de Investigación de Secuestros de la Dirincri, confesó estar enamorada de ‘Gringasho’, a quien -dijo- conoció hace un año cuando viajó a su natal Trujillo, pero recién se hicieron pareja hace un mes.

‘Jazmin’, como suele firmar en sus fotos subidas al Facebook, fue la razón que trajo a Lima a “Gringasho” luego de su fuga de una correccional en la ciudad de la eterna primavera, su belleza y su personalidad desinhibida habría enloquecido al asesino a sueldo.

‘Gringasha’, como le ha puesto la Policía, se califica como ‘coquetona y loca’ en su perfil de la popular red social, pero para el psiquiatra Freddy Vásquez, del Hospital de Salud Mental Honorio Delgado Hideyo Noguchi, la joven universitaria presenta un perfil ‘borderline’ con tendencia psicopática.

En declaraciones a Perú 21, el especialista explicó que la muchacha refleja una personalidad inestable, que suele aferrarse a personas violentas o que satisfagan sus necesidades económicas.

“(A esas personalidades) les gustan los regalos, la vida fácil y no les importa enamorarse de sicarios. No se ponen límites”, indicó Vásquez.

A. M. P. G. , alias ‘Gringasho’, quince días después de haber fugado del Centro Juvenil de Readaptación de Trujillo, fue capturado en el distrito limeño de Independencia, donde junto a “Jazmin” se encontraban en un hostal.

Según informó la División de Investigación Criminal (Divincri) de Independencia, al sicario le seguían los pasos desde que tomaron conocimiento de que su enamorada Jazmi Isabel Marquina Cáceres, se encontraba en Lima, estudiando en la Universidad Cesar Vallejo, ubicado en el distrito de Los Olivos.