EFE

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) decapitaron hoy a tres hombres en la provincia siria de Deir al Zur (noreste) tras acusarles de atacar a sus miembros, denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los extremistas cortaron la cabeza a dos hombres, a los que culparon de supuestamente atentar con un coche bomba contra un puesto de control del Estado Islámico en la región de Al Makafa, en la ciudad de Al Mayadin.

El suceso, que tuvo lugar el pasado día 13 de julio, causó la muerte de nueve personas, entre ellas cinco combatientes del EI de nacionalidades árabes y extranjeras.

Por otro lado, el grupo radical también ejecutó a otro hombre, al que cortó la cabeza, en la aldea de Mashfa al Tib, en Al Mayadin, después de acusarlo de "luchar contra los combatientes del Estado Islámico".

El Observatorio informó también de que hace tres días los radicales del EI ejecutaron a otros dos hombres y colgaron sus cabezas en el puente que une dos ciudades al este de Deir al Zur, aunque no dio ninguna información sobre la identidad de las víctimas ni la razón de su ejecución.

El grupo radical controla gran parte de Deir al Zur, donde varias tribus y organizaciones armadas le han jurado lealtad ante sus avances.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un "califato" en zonas de Irak y Siria.

EFE