Exposición al abandono y exposición a personas al peligro en menores y adultos mayores

El que expone a peligro de muerte o de grave e inminente daño a la salud o abandona en iguales circunstancias a un menor de edad o a una persona incapaz de valerse por sí misma será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años.
Efe

En el programa Derecho Ciudadano estuvo con nosotros  el penalista Roberto Miranda, quien nos explicó acerca de la exposición al abandono tanto de menores como de los adultos mayores.

Por exponer entendemos: retirar al menor al a un peligro de muerte.

Abandonar a un menor de edad o incapaz de valerse por si menor o incapaz del ámbito o esfera donde normalmente se encuentra protegido para luego pasarlo a otro carente de las seguridades debidas.

Es importante tener en cuenta la temporalidad: debe ser permanente o meramente modular. El peligro de muerte o daño no es un simple temor por eso se dice que es inminente.

Es grave porque se refiere a un daño significativo, trascendente al cuerpo y a la salud.

“El comportamiento delictivo de consiste en trasladar a un menor de edad o incapaz de valerse por si mismo, de la cual tiene su cuidado y protección, de un ambiente seguro en el cual se encontraba a otro sin amparo y desprovisto de toda seguridad.”

Por exponer entendemos: retirar al menor.

Según el tipo se configura:

A. Exponer a peligro de muerte a un menor de edad o incapaz de valerse por si mismo.
B. Exponer a peligro grave e inminente daño al menor de edad o incapaz de valerse por si mismo.
C. Abandonar a un menor de edad o incapaz de valerse por sí mismo a grave e inminente daño a su salud.