Fiscal chilena acusará a funcionarios por muertes en terremoto del 2010

Se decidió levantar cargos contra ocho autoridades por presuntas responsabilidades penales en relación con la falta de alerta a la población sobre el tsunami.
Foto: EFE (referencial)

La Fiscalía de Chile ingresó la solicitud para acusar al exsubsecretario del Interior Patricio Rosende, y a la directora de la Onemi Carmen Fernández, por su responsabilidad en la muerte de personas por la alerta fallida de maremoto el 27 de febrero del 2010.

A través de un comunicado, la fiscal chilena Solange Huerta indicó que se decidió levantar cargos contra ocho autoridades por "presuntas responsabilidades penales en relación con la falta de alerta a la población sobre el tsunami que afectó la zona centro sur del país en la madrugada del 27 de febrero de 2010, con resultado de 156 muertes y 25 desaparecidos".

Este requerimiento se encuentra fundado en el estudio de un conjunto de antecedentes que en esta etapa procesal permiten presumir la existencia de delitos culposos, señala el Emol en su portal de internet.

También fueron incluidos en el proceso, el exjefe del Centro de Alerta Temprana (CAT), Johaziel Jamett, quien evaluó esa madrugada el fax enviado por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) dependiente de la Armada.

Asimismo, Osvaldo Malfanti, quien era responsable de entregar la asesoría técnica a las autoridades presentes en la Onemi para decretar la alerta de tsunami en las costas del país.

Pide además al tribunal que se cite al exdirector del SHOA, comandante Mariano Rojas, quien sería uno de los responsables de haber cancelado la alerta de maremoto, agrega la prensa chilena.