Los fonavistas están indignados por el cálculo hecho por el Estado peruano para la devolución de sus aportes al extinto Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), que valorizó cada cuota mensual en 10 nuevos soles.  

Varios de ellos, reunidos en el local de la Asociación Nacional de Fonavistas, en el cercado de Lima, calificaron al anunció de absurdo y como una burla para los asociados.

"Es absolutamente absurdo, denigrante y un abuso para las personas que estamos aquí casi todos los días", dijo a RPP Noticias uno de ellos que aseguró haber aportado al fondo durante 19 años.

"Es una burla, ya tenemos 13 años en este plan y aquí pagamos y pagamos (...) un papel y otro papel y nos están sacando un montón de plata", manifestó una anciana en referencia a los gastos que demanda la asociación de fonavistas.

Otro aportante que informó que contribuyó con el fondo por más de 20 años, exigió que se cumpla con la ley y comentó que no están pidiendo limosna.

"No puede el gobierno decir, vamos a darle esto. Nosotros no estamos pidiendo limosna, estamos pidiendo nuestra plata con todos los intereses como está aprobado en la ley", manifestó.

RECURRIRÍAN A INSTANCIAS INTERNACIONALES

Una de las afectadas por la disposición del Ejecutivo, aseguró que los fonavistas se encuentran organizados y que, de ser el caso, acudirían a instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Estado peruano cumpla con el fallo judicial a favor de los aportantes.

"Los fonavistas se encuentran organizados, han reclamado y han conseguido a través del Poder Judicial un derecho y han salido las normas correspondientes, aquí se trata del respeto a las instituciones", señaló. 

"En consecuencia (...) están esperando una mejor respuesta de parte del Estado, por lo cual, en el caso de que no cumplan con la decisión del Poder Judicial, tendrán que recurrir a instancias internacionales", agregó.

El último miércoles, Edgar Ortiz Gálvez, representante del Ministerio de Economía, y Salvador Medina, representante de la ONP, informaron ante la Comisión de Vivienda del Congreso, que en promedio, los aportantes dieron entre 230 y 232 cuotas al Fonavi, con lo que se deduce, a la luz de la cuota de 10 nuevos soles mensuales calculada por el Ejecutivo, que los beneficiarios no recibirían más de 3 mil soles por sus contribuciones.     

Cabe recordar, que en el 2010, los fonavistas lograron que un referéndum nacional aprobara (con 66% de los votos) la Ley de Devolución de los Aportes al Fonavi, la cual hablaba del fondo en su totalidad, con los aportes de los empleadores y del Estado. Sin embargo, una norma posterior interpretó que solo debía pagarse la parte del trabajador.