Un día después de que agua residual comenzó a inundar cuadras de la avenida Tusílagos, en San Juan de Lurigancho, el panorama no se ve muy alentador. Si bien el aniego ha descendido aproximadamente medio metro, los daños aún son incalculables.

Durante toda la madrugada, personal de Sedapal ha trabajado para reparar la tubería y drenar el agua, luego de la saturación de la matriz del desagüe de Canto Grande. En algunas zonas, el agua aún pasa la altura de la pantorrila, cuando ayer llegaba a la cintura. En otras zonas aún sobrepasa la altura promedio de una persona.

Según informó el Instituto Nacional de Defensa Civil a RRP Noticias, muchos vecinos no han querido salir de sus casas y han permanecido en los pisos superiores de los inmuebles para poder cuidar sus pertenencias.

Por su parte, la Municipalidad de San Juan de Lurigancho ha entregado bolsas de arena para evitar que el agua siga entrando a sus casas. Lamentablemente, muchos de sus muebles y enseres han quedado inservibles debido a que se han mojado.

A la espalda de la urbanización Los Jardines, en Tusílagos, han ubicado al menos 50 carpas, donde han pasado la noche las familias que han accedido a salir de sus casas. Los vecinos solicitan ayuda inmediata, pues debido a la inundación no cuentan con agua ni luz eléctrica.

#EnVivo familias continúan atrapadas tras aniego de aguas servidas en San Juan de Lurigancho

Publicado por RPP Noticias en Lunes, 14 de enero de 2019
¿Qué opinas?