La Policía Nacional del Perú incineró un total de 25,203 kilos de estupefacientes, que fueron decomisados en diversos operativos policiales, en la base de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) ubicada en el distrito de Ate.

Según explicó el viceministro de Orden Interno del Ministerio del Interior, general PNP Carlos León Romero, la droga destruida es pasta básica de cocaína (9,028), clorhidrato de cocaína (10,354 kilos), marihuana (5,821 kilos), opio (0.098 gramos) y éxtasis (0,029).

“El decomiso de esta droga es producto de los operativos de interdicción efectuados en diversas zonas del país por la Policía Nacional y el Ministerio Público. Hay que resaltar esto porque con su trabajo liberan del consumo de esta droga que tanto daño hace a la humanidad”, comentó.

Valorización

De acuerdo con la Dirección Antidrogas (Dirandro) las 25 toneladas de droga incinerada representan un valor de 1,000 millones de dólares en el mercado ilegal europeo. En tanto, que en el estadounidense su valor llega a los 750 millones de dólares.

En Europa el kilo de droga está valorado hasta en 40,000 dólares; mientras que en Estados Unidos su valor alcanza los 30,000 dólares.

Incautación e incineración previa

Los estupefacientes estaban incautados en el almacén oficial del Ministerio del Interior desde el pasado 4 de julio.

En junio pasado, durante el segundo acto de destrucción de drogas se incineró 19,966 kilos de estupefacientes; mientras que en el primero se destruyó 8,036 kilos.

Las más de 54 toneladas de droga incinerada de enero a la fecha supera la cantidad destruida durante el 2017, cuando se logró destruir 51 toneladas.

¿Qué opinas?