Foto: EFE

Los cuerpos de nueve personas fueron hallados hoy colgados de un puente de la ciudad de Nuevo Laredo, en el noreste de México, y con señales de tortura, informaron a Efe fuentes oficiales.

Las víctimas, cinco hombres y cuatro mujeres, estaban con los ojos vendados y presentaban huellas de tortura, indicó una fuente de la Alcaldía de la urbe, fronteriza con Estados Unidos y ubicada en el estado de Tamaulipas.

Una fuente de la fiscalía de Tamaulipas informó que los cuerpos fueron localizados a la 01.00 hora local (06.00 GMT) en el barandal oriente del puente ubicado en el cruce de la carretera nacional y el bulevar Luis Donaldo Colosio que conecta con el aeropuerto Quetzalcóatl.

Presuntos miembros de la organización criminal de Los Zetas se atribuyeron en una manta los asesinatos de supuestos miembros del Cártel del Golfo por "calentar la plaza" y atraer la atención de las fuerzas de seguridad con atentados.

Según el mensaje de la manta, colocada al lado de los cuerpos, las víctimas eran supuestas responsables del ataque con explosivos contra la sede de la Policía municipal registrado el 24 de abril pasado.

Los "zetas" amenazan con acabar con sus rivales del Golfo, que al parecer se aliaron con el cártel de Sinaloa para arrebatarles el control de la ciudad.

EFE