Gladis Morocho, la hija de Juana Pomapasca Llano -quien falleció la mañana del viernes y no pudo ser atendida en el Policlínico Fiori-, salió de la comisaría de San Martin de Porres y fue puesta en calidad de citada por las agresiones que recibió Ángel Cano Yorzo, vigilante del referido centro de salud que presenta graves lesiones.

La detenida estuvo en la comisaría de San Martin de Porres por más de 5 horas, en las que rindió su manifestación. A su salida, no dio declaraciones.

Por otro lado, al lugar llegaron representantes del Ministerio Público, quienes refirieron que no hay pruebas suficientes de que Gladis Morocho haya sido quien le causó las lesiones graves al personal de vigilancia Ángel Cano.

Además, señalaron que Morocho se encuentra en calidad de citada y que se está a la espera de la necropsia de Juana Pomapasca Llano para que se dé inicio a las citaciones, lo cual podría tomar dos meses, indicaron.