Empresas ligadas a Hollywood decidieron hacer modificaciones en cuestiones de programación y estrenos de cine para evitar herir sensibilidades tras el tiroteo que acabó con la vida de 27 personas en un colegio de Connecticut.

La nueva cinta de Tom Cruise, "Jack Reacher", que iba a ver la luz en Pittsburgh este sábado, ha sido pospuesta por su contenido violento. Los estudios Paramount no dudaron en enviar un mensaje de condolencia a las familias afectadas por la masacre y evitar el estreno de su cinta.

Otro de los estrenos navideños afectados es "Django Unchained", de Quentin Tarantino, cuya presentación en Los Ángeles debía tener lugar esta tarde. La película se emitirá finalmente solo para los actores y sus familiares, pero no habrá alfombra roja y el estudio The Weinstein Company ha invitado a los medios de comunicación a asistir a otro pase para visionar el filme.

Es una decisión similar a la que tomó la Warner Brothers tras la matanza en un cine de Aurora, Colorado, el pasado mes de julio, cuando James Holmes asesinó a 12 personas e hirió a otras 70. Entonces se cancelaron los eventos previstos en París, México y Tokio, aunque la película terminó por tener una gran acogida de público.

En el aspecto televisivo, la cadena Fox decidió no emitir los capítulos previstos para el domingo de "Family Guy"  y "American Dad", con contenido que podría haber resultado incómodo para algunos espectadores.