La vivienda siniestrada se encuentra en una zona de difícil acceso. | Fuente: RPP

Un niño de apenas siete años murió esta madrugada al incendiarse su casa, ubicada en uno de los cerros del sector Cruz de Mayo, en la zona de Jicamarca, en San Antonio de Huarochirí.

La caída de una vela encendida fue la causa del incendio, que en pocos minutos consumió la vivienda prefabricada donde vivía el menor.

Los vecinos intentaron apagar las llamas con baldes de agua y arena, pero no pudieron rescatar al menor. El difícil acceso de la zona dificultó el arribo de los bomberos.

El hermano de la víctima, de 8 años, logró escapar del incendio. Ambos estaban solos al momento del siniestro, ya que su madre se encontraba trabajando.


¿Qué opinas?