Las labores de rescate de los tres mineros que fallecieron sepultados en la zona de Agua Salada, distrito de San Antonio de Chacclla, en la provincia limeña de Huarochirí, fueron otra vez suspendidas, así lo dio a conocer Johnny Doza Arellano, jefe del grupo de rescatistas de la empresa Emergency & Safety Consulting.

“El motivo de la suspensión del rescate es porque los riesgos son muy altos. Estamos observando que se nos vienen desmontes. Además, la atmósfera de la mina no es aceptable, así como no hay ventilación (apropiada)”, declaró Doza Arellano a RPP Noticias.

Explicó que la medida adoptada tiene como fin evitar que los rescatistas sean víctimas de un posible accidente en el socavón donde venían realizando sus operaciones.

Asimismo, señaló que la insuficiencia de materiales (maderas) entorpece el trabajo de rescate en la zona.

Indicó también que planteó a los efectivos policiales y a los mineros locales la no continuación temporal de los trabajos debido a los altísimos riesgos que se corren, quienes expresaron su acuerdo y disposición.