Morguefile-Sideshowmom

En fechas como la Navidad hay quienes esperan con muchas ansias qué se les va a regalar, sobre todo los niños y niñas, que ante la proximidad de este día en el calendario, esperan la Nochebuena para recibir los tan deseados juguetes.

Por otro lado, hay personas a quienes los obsequios materiales pasan a un segundo plano, en este caso los adultos, pues le dan más valor a los sentimientos, al regalo simbólico y los buenos deseos. Paradójicamente, son también quienes más regalos hacen y con la mayor de las satisfacciones, ¿cómo conjugar ambas cosas?

La costumbre de obsequiar un regalo de Navidad tiene su origen en el imperio romano, donde el primer día de enero se solía ofrecer ramas de hoja perenne, que simbolizaban el deseo de un nuevo año colmado de dulzura y prosperidad, y que con el tiempo fue variando hasta ser reemplazado por otro tipo de objetos.

Es también la representación del niño Jesús en el pesebre y Santa Claus distribuyendo sus regalos entre los niños más pobres del mundo. De ahí que cada 25 de diciembre las personas esperen esta fecha para hacer sus compras y compartirlas entre sus seres queridos.

Sin embargo, el comercio aprovecha esta ocasión para promocionar sus productos y condicionar que el día de Navidad solo tiene valor si se entrega un regalo material, pues es cuando sus ventas se multiplican, más de lo que hubieran podido vender durante todo un año.

Con respecto a las personas que compran y/o reciben regalos por cumpleaños, aniversarios o como un premio, algunos estudios demuestran que recibir regalos no es tan placentero como el hecho de hacerlos. Aunque parezca difícil de creer, Elisabeth W. Dunn y su equipo de investigación, demostraron que los adultos eran más felices cuando se gastaban el dinero en otras personas que para sí mismas.

A manera de conclusión, el equipo de investigación remarcó que la felicidad por el hecho de regalar podría actuar como una recompensa que hace que constantemente se repitan esos comportamientos altruistas, más allá de la pura socialización o el papel de la educación en estos hábitos.

Educar desde la infancia actitudes altruistas, compartir sin interés, y que no es el tamaño, el precio o la forma lo que valen, sino el acto mismo de hacer feliz a alguien, cobran sentido en cualquier momento del año, y esos valores son los que ayudarán a formar mejores personas.

************************************
Para participar del programa en vivo puedes llamar al 212-7165, 212-4100 y la línea en el interior del país totalmente gratuita el 0800-13140, también lo podrás hacer a través del Facebook de Confidencias
************************************
Si deseas dar un testimonio sobre este caso u otro, puedes escribirnos a confidencias@gruporpp.com.pe
************************************
Confidencias, de lunes a viernes a partir de las 11:30 de la mañana por RPP Noticias (89.7 FM o 730 AM).
***************
Si eres oyente de Confidencias, te invitamos a seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Confidencias y marca “Me gusta”.
***************
Producción y redacción de textos: Amelia Villanueva Ramirez