Importantes precauciones frente a intensas lluvias

Indeci insta a las autoridades a tomar las medidas de prevención ante este fenómeno que afectará a once regiones. Asimismo, consideró necesario estar alertas ante la crecida de ríos en Lima.

Ante el llamado de alerta del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) de la presencia de lluvias de moderada a fuerte intensidad en once departamentos, ubicados en la zona central y sur del país, es importante tener en cuenta las medidas de prevención correspondientes ante este fenómeno.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) recomienda a la población y a las autoridades regionales y locales conformar los Comités de Defensa Civil, identificar zonas altas, seguras y de fácil acceso, ante la ocurrencia de posibles inundaciones por desborde de los ríos, así como deslizamientos y huaicos.

Se debe orientar a la población a mantenerse alejada de las cuencas de los ríos, cauces secos y laderas inestables.

En el caso de vientos fuertes o tormentas, las autoridades deben recomendar a la población sobre la necesidad de  asegurar los techos y ventanas de las viviendas.

Las personas deben mantenerse alejadas de estructuras debilitadas o que puedan colapsar, como postes de energía eléctrica ó árboles, y no usar herramientas ni objetos metálicos.

En caso de presentarse alguna situación de emergencia, la población debe comunicarse inmediatamente con la Oficina de Defensa Civil de la municipalidad, a fin de que se les proporcione ayuda inmediata a las personas afectadas.

Crecida del caudal de ríos

Asimismo, consideró hoy necesario reubicar a las familias que habitan en las laderas del río Rímac, a la altura del puente del Ejército, en el Cercado de Lima, pues la reciente crecida del caudal podría hacer colapsar sus viviendas.

La presencia de viviendas en la parte intangible del río, cerca a la avenida Morales Duárez; y el consiguiente arrojo de desperdicios sólidos, ha colmatado el río y, por lo tanto, aumenta el riesgo de desbordes, alertó Arístides Mussio, funcionario del Indeci.

“Esas familias debieron reubicarse hace años. Esa es una quebrada de 50 metros y las viviendas están al borde del precipicio. De producirse un sismo de regular magnitud en Lima todas esas casas se van a caer. Hace falta control municipal y sensibilización de la población.”

Mussio sostuvo que las acciones municipales orientadas a las defensas ribereñas y a la limpieza del río deben adoptarse de forma periódica y con la debida anticipación, a efectos de reducir la vulnerabilidad de la población y los riesgos, ante la posible erosión de las aguas.

Este llamado para tomar acciones se extendió a los alcaldes de los distritos del Rímac, San Martín de Porres, San Juan de Lurigancho, Ate, Cercado de Lima y a todas las jurisdicciones por las cuales discurren las aguas del Río Hablador, donde se han detectado 55 puntos críticos.

El representante del Indeci también refirió que es necesario que las comunas de distritos elaboren planes de emergencia, a fin de evacuar a la población en riesgo en caso de que ocurra una crecida dramática del río Rímac.