FRS Comunicaciones

En estos últimos días los continuos triunfos de “Jasmine”, la cinta más reciente de Woody Allen, no son sorpresa alguna. Luego de hacerse con el Globo de Oro a mejor actriz gracias a la asombrosa interpretación de Cate Blanchett, actualmente se encuentra en carrera para la máxima fiesta del cine, los Premios Óscar, con tres nominaciones: “Mejor Guión Original” para Allen, “Mejor Actriz Secundaria” para Sally Hawkins y “Mejor Actriz” para Cate Blanchett.

Considerado como un director de culto con docenas de reconocimientos en su haber, la obra de Allen no se había desarrollado muy bien en la taquilla norteamericana, a diferencia de en muchas otras partes del mundo. Sin embargo esto ha cambiado con el estreno de “Jasmine”, la cual se ha convertido en la película de mayor recaudación de toda su carrera en este país.

La película nos presenta a Jasmine (Blanchett), una mujer rica y glamorosa de la alta sociedad neoyorquina, que de pronto se encuentra sin dinero y sin casa tras el fin de su matrimonio con un hombre adinerado. Devastada, debe abandonar los lujos a los que ha estado tan habituada para mudarse al  pequeño apartamento de su trabajadora hermana Ginger, en San Francisco. Allí, mientras recuerda y se atormenta por su antigua vida en Manhattan, intentará salir adelante por su cuenta, a la vez que lo peor de su narcisista y pretenciosa personalidad amenaza este nuevo inicio.

Universalmente aclamada por el público y la crítica, “Jasmine” llega a nuestras salas este 6 de febrero de la mano de un Woody Allen en su mejor etapa ¡Imposible perdérsela!